EL ROJO PERFECTO


Cuando era pequeña solía tener el pelo súper súper liso y tenía un color como caramelo. Era realmente lindo. Dos veces me raparon que para que me creciera más pelo y de "mejor calidad", es decir, más grueso. Pues bien, mi pelo seguía igual de liso y dificil de manejar. Recuerdo que trataban de hacerme un cola o la típica cascadita y a los 2 minutos la moña ya estapa en el piso. Cuando fui creciendo mi mamá decidió llevarme donde una señora que tenía muy buena mano. Ella me empezó a cortar el pelo y me mandó un producto para que fuera tomando cuerpo, claro, mi pelo, yo tan solo tenía 9 añitos. Pues resulta que este producto acompañado de la mano de la peluquera fue toda una maravilla de tratamiento: empezó a nacerme mucho más pelo y más grueso. Lo único jarto era tener que aceptar cortarmelo como un niño! Odiaba tener el pelo corto y más porque la excusa era que me quedaba lindo pues tenía (y todavía tengo) la cara alargada como un equino.



Bueno, fueron muchos años los que tuve que soportar verme como un baroncito, hasta que un día como a mis 14 años, en esa estapa de rebeldía, decidí tener voz y voto en la forma como quería verme de ese momento en adelante. Entonces dejé que me fuera creciendo el pelo y mientras él lo iba haciendo exitosamente, yo me iba dando cuenta que ya no era ni tan caramelo ni tan liso como antes. Ahora tenia las puntas un poco onduladas y era un tono como castaño medio. Empecé a buscar peinados para peli largas, y con toda la emoción del mundo ensayé mil y mil tipos de peinados. Fue en ese momento cuando me di cuenta que mi pelo se adaptaba a cualquier cambio e inclusive que los comentarios de mi nuevo peluquero acerca de la calidad de mi pelo no eran embustes ni mucho menos, era real, tenía un pelo con forma y muy muy manejable. Así que seguí dejándolo crecer y pues ya que no tenía el miedo de hacerle cualquier cosa a mi pelo, pues me surgió la grandiosa idea de empezar a pintarmelo. Después de todo tenía un super pelo.  
Mi mamá y mi hermana son peli negras así que empecé a sentirme un poco rara; yo con mi pelo castaño y ellas con el pelo oscuro. Quise entonces usar gena oscura a ver si lograba parecerme un poco en el tono a mi mamá y mi hermana, pero esta fue un pésima decisión, me veía fatal, los ojos se me veían demasiado oscuros y la verdad parecia una vieja amargada. Yo esperaba verme igual de linda a ellas, pero no fue así. 
Ahora  bien, con esta frustración descrubrí que los colores oscuros resaltaban mucho mis facciones y "defectos" (pomulos pronunciados, algo de bolsitas bajo los ojos y una linea en los cachetes) y que lo mejor era buscar otras opciones..

Así que tras esta tragedia, quise recuperar el tono que tenía cuando niña ya que sabía que el mono o rubio no iban conmigo. Comencé con un castaño claro, pero no me gustó mucho, me veia demasiado tierna y la verdad considero que ese no es mi tipo de belleza. Para ese entonces yo ya usaba capúl, y éste, en combo con unos ojos achinados, no era precisamente que me hicieran ver muy tierna que digamos, así que aprovechando que soy super blanca y tengo unas cuantas pecas, decidí empezar a usar ROJO.

Wow, no pude conseguir un rojo más inapropiado porque mi Dios es muy grande. Escogí un rojo parecido al de Hiedra Venenosa (Batman) pero obviamente no tan encendido. Siempre he tenido buen gusto dentro de los parametros de lo que se puede considerar normal. Y es que ese tono no es feo, lo que pasa es que definitivamente no era para mi. Con capúl y ese rojo, creanme, me veía mala. Y pues la idea de verme tierna no me había llamado la atención pero tampoco era como para irme al otro extremo. Eso si, los ojos se me veian entre miel y verdes. Aún así, no me gustó para nada, sobretodo por el cuidado que este tipo de tonos requiere y adicionandole el maltrato que le da a tu pelo. 

Lo anterior no quiere decir que si estas antojada de pintarte el pelo de rojo, debas desistir de tomar tal desición, sino más bien que tengas en cuenta algunos factores a la hora te tener tu pelo rojo. Yo por ejemplo, tuve que empezar de nuevo a recuperar mi pelo, después de todo el trabajo de mi mamá para que yo tuviera una linda cabellera. Seguramente, si no fuera por ella, yo jamás tendría el pelo que tengo ahora. Se puede tener el pelo del color y la forma que se quiera, pero siempre y cuando éste se encuentre y se vea sano. 

Tras una búsqueda arpoximada de 2 años, no solo encontré mi tono de rojo perfecto sinó que entendí que el problema no está en que un tono te resalte más o menos tus facciones sino que encuentres el tono que de verdad le saca provecho a eso que nosotras a veces vemos como defectos y que en realidad son esas cositas que nos hacen una belleza única. Desde entonces uso un rojo gengibre y se ajusta perfectamente a mi porque sin dejar de un lado mis pomulos, ilumina mi cara, disimula las bolsitas de los ojos, resalta las pecas (que resultaron ser un super atractivo) y saca a relucir mi hermosa piel, además de combinar armoniosamente con mi rubor!! 

Quiero invitarlas a que descubran cuál es el rojo que más les queda. Este color tiene la ventaja de ser bastante versatil, súper chic y poco usual (no cualquier mujer se atreve a un cambio como estos). Así que aquí vienen algunos tipos de rojos para que se hagan una idea:



Este tono caoba es perfecto si quieres pasar de un rubio muy rubio o castaño claro a un color ardiente y divertido. Está un nivel arriba del rojizo jengibre en la escala de brillo. Debes tener en cuenta que si aplicas este rojo en tu pelo claro, pues tendrá unos visos un tanto anaranjados, como lo ves en la foto. Escoge un tono oscuro de caoba si eres de pelo oscuro y piel no tan blanca. Si tienes el pelo y la piel clara podrás escoger un caoba medio o claro. Trata de no lavarlo mucho.  



Este tono cobrizo definitivamente llama mucho la atención. Es perfecto para pieles claras. Si tu color natural es castaño claro o rubio oscuro, pues este sería un rojo perfecto para ti. Eso sí, entre más fuerte sea el rojo que obtienes, más cuidado debes tenerle. Si el rojo tiende más a rojo que a rubio, trata de no lavarlo tanto. Yo no te recomendaría que usaras ningún tipo de gena o producto parecido. Lo ideal es que uses una mascarilla para porfalecer el tono e idratarlo y, claro, hacer constantemente el refuerzo en la raíz y medios. Tampoco sigiero ni en pelos pintados o naturales, usar ningún shampoo convencional. Trata de comprar shampoos que no tengan sal. Éstos resecan el cuero cabelludo y vuelven opaco el pelo.



El tono que tiene Nicole Kidman es una mezcla entre rubio y rojo (se llama rojo fresa). Parece ser que tras varios cambios de color, esta Australiana ha encontrado su rojo perfecto. Este look como verás es totalmente apropiado si eres una mujer de piel blanca y ojos claros. Lo mejor de todo es que es un excelente aliado a la hora de hacer un buen maquillaje bronce. Es la mejor forma de agregar más de profundidad y calidez a este look afresado.



Este sutil tono rojizo es mi mejor amigo y aliado. El rojo gengibre es una opción perfecta porque no se requiere estrictamente de unos ojos claros, no es un cambio tan drástico, es fácil de cuidar y créeme, todos notarán tu hermosa piel, tal vez unas cuantas pecas que no sabias que tenías y posiblemente tus labios se verán más rosados. Es de esos looks con los cuales la gente se pregunta qué te hiciste para estar tan linda, pero no es tan evidente el cambio de imagen. Es un tono que puedes aplicar si tienes el pelo rubio, castaño claro, y castaño oscuro. 



Este tono café-cobrizo cálido es ideal si solo quieres darle unos visos cobre a tu pelo café. Así no estarás renunciando del todo a él. Este tipo de tono lo que hará es que tu pelo se vea más brillante y parecerá que tienes algunas iluminaciones.






El rojo cereza es justo el indicado si quieres que tu pelo sea el protagonista. Suele ser usado por mujeres de pelo oscuro. El color de la piel es indiferente a la hora de llevar este look. Seguramente no es un color para todas, pero si te gusta mantener un look bastante imponente, ésta es una buena opción. 











Esperamos este post les sea de gran utilidad y recuerden que de nada sirve un buen maquillaje y un buen look si no saben SONREIRLO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por acompañarnos! Tus comentarios son muy importantes para nosotros.